SinMasImpulso/B1. EXPERIENCIA ESPIRITUAL, ¿DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO?

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

B. DINAMISMO ESPIRITUAL INTERIOR
Tema anterior

SinMasImpulso/B1. EXPERIENCIA ESPIRITUAL, ¿DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO?
Índice

B2. FIDELIDAD A SÍ MISMO: AUTENTICIDAD DE VIDA
Siguiente tema


B1. EXPERIENCIA ESPIRITUAL, ¿DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO?

La experiencia espiritual no es más que la integración de una persona adulta en la fe, según su propia inteligencia, su vocación y sus carismas por un lado, y el dinamismo del misterio cristiano por otro. Podríamos preguntarnos cuál fue la clave de integración en su vida, el eje en torno al cual se articularon todas las actividades y todas las dimensiones de su persona, el horizonte hacia el cual miraba y tendía en todo aquello que hacía y era.

Se podría presentar la vida espiritual del P. Faustino como un camino de crecimiento y maduración en la fe, un camino que supone un proceso. En realidad son varios los itinerarios que recorre y que confluyen al final de la vida a modo de síntesis: el camino hacia el interior, el camino hacia el Misterio de Dios, el camino hacia los otros y el camino hacia el mundo. Esto no acontece en Faustino Míguez como algo que fuese sobreañadido o accidental sino que fue la opción fundamental de su vida, la orientación de toda su persona (decisiones, actitudes, afectos, comportamientos, relaciones, trabajo) hacia el fin último que anhelaba, en respuesta a ese Alguien que le amaba desde antes de la creación del mundo y le llamaba a vivir en la escucha de otra sintonía, su Voluntad.

Decir que no son caminos paralelos, con un orden cronológico en el tiempo, sino que se van entrelazando y recorriendo simultáneamente, aunque por metodología se presenten en un orden. De hecho el crecimiento en alguno de estos caminos es de gran ayuda al progreso de los otros y, a la inversa, el descuido de algún otro aminora la marcha de los demás. Tampoco rectilíneos: hay avances y retrocesos, luces y sombras, momentos de más claridad y otros de incertidumbre y oscuridad; puntos de inflexión, momentos de crisis de identidad o realismo en donde la persona da un salto de una situación vital o replanteamiento de la propia actitud de fe a otra ante la sorprendente novedad de Dios que le visita y le toca en su sensibilidad de forma original y única.

Notas