YLaRana/7. Mensaje espiritual

De Wiki Instituto Calasancio
Revisión a fecha de 17:26 3 nov 2016; Ricardo.cerveron (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

6. Con alegría
Tema anterior

YLaRana/7. Mensaje espiritual
Índice

 


7. Mensaje espiritual

I. Radicalismo evangélico

Pasemos a estudiar ese algo especial, su vida interior, su espíritu. Sobrepasa los límites de este trabajo realizar un estudio completo de la espiritualidad del P. Míguez. Un resumen de la misma se puede encontrar en las obras de los PP. Anselmo del Álamo y Salvador López citadas en la bibliografía. Aquí nos limitaremos a señalar los trazos más característicos que aparecen al que lee su epistolario.

Radicalismo

En primer lugar aparece claro, impactante, su radicalismo “Ser como se debe o no ser”. No hay lugar para componendas, ni mediocridades, ni términos medios. Quizás sea el gran mensaje del nuevo Beato en estos tiempos de permisividad, de medias tintas, de ausencia de compromiso estable, de entrega total.

Jesús en el Evangelio pone la abnegación total, la negación de sí mismo, como condición de su seguimiento: “Si alguno Quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo”[Notas 1]. “Cualquiera de vosotros que no renuncia a todos sus bienes, no puede ser mi discípulo”[Notas 2].

El P. Faustino insistirá en esa abnegación completa.

Permítaseme citar en primer lugar el librito “Reglas de las Hijas de la Divina pastora”/ Madrid, 1906 que contiene los Ardides, Las Reglas, las Bases y las Constituciones, y por tanto lo que exigía el P. Faustino a sus hijas.

En las REGLAS requiere “abnegación sin límites”[Notas 3], “trabajar sin tregua por alcanzar una abnegación absoluta de sí mismas”[Notas 4] “ejercitándolas (a las novicias) en lo que más contribuya a su propia abnegación”[Notas 5].

En las BASES repite “abnegación sin límites”[Notas 6], con una abnegación absoluta”[Notas 7].

Y en las CONSTITUCIONES explicita mejor:

“librarse de sí misma”[Notas 8]. “En imitar a Cristo, huyendo de toda dulzura, y haberse en todas sus obras como Él se hubiera, y en renunciar por Él a todo lo que no sea para honra y gloria del mismo…”[Notas 9].

“En buscar solamente a Cristo con su Cruz, y en padecer y descansar con sólo Él crucificada, sin hacer caso alguno de sí misma, y amando los trabajos por Él, que murió por su amor en cruz, y le gozará”[Notas 10]. “… que haya acabado con todo, y que todo se haya acabado para ella”[Notas 11] “… si no renunciamos a nosotros mismos y a todas las cosas del mundo, por seguirle”[Notas 12].

Podríamos citar muchos puntos más, pero volvamos al epistolario, en que esa totalidad radical se evidencia e impone con su mil veces repetida disyuntiva exclusiva ”o ser como se debe o no ser” (que pondrá como Primer Principio de Gobierno):

“O adelante o atrás: o errar o dejar el banco”[Notas 13].

“No se cifra el bien de la Corporación en que sean muchas las que la formen, sino en que sean buenas: O sea como se debe, o no sea. Y sirva esto de norma para siempre y para todas”[Notas 14].

“Sobre lo de las Reglas, yo no he de cumplirlas; he puesto lo que me parece conviene. O ser purísimas y verdaderas Esposas de Jesús o simples cristianas”[Notas 15].

“O ser lo que es y como debe ser, o no ser. O ser buena Religiosa y cada vez mejor o dejar de serlo”[Notas 16].

Es el seguir del todo a Jesús:

“¿Queréis ser de Dios? No lo conseguiréis, y por qué ocultarlo, no lo conseguiréis sino por una continua mortificación de vuestros sentidos y pasiones y una abnegación completa de vosotras mismas; que el reino de los cielos exige violencia y sólo lo consiguen los que se la hacen…

¿Queréis que Dios reine en vuestras almas? Purificadla de todo lo que no sea El, que quiere reinar sólo y en ella sola, no entrará en ella si no la encontraste sola y desprendida de todo. Sola, y sin otro pensamiento que desearle; sola, y sin otro afecto que el amarle; sola en fin, y sin otra voluntad que la de hacer siempre la suya”[Notas 17].

¡Hacer sólo la voluntad de Dios! El P. Faustino lo resume en cumplir de corazón las Constituciones, la ley:

“La ley, la ley y la ley, no paso por otra cosa. O ser como debéis, o no ser”[Notas 18].

“De la consabida nada digo. Escritos están los Principios de Gobierno; por una que se sacrifique… se salvarán muchas ley, ley, ley…”[Notas 19]

“En cada estado hay una ley que cumplir y obliga a todos de arriba abajo y de abajo arriba por la cual se nos ha de juzgar y según la hubiese cumplido, será la suerte de cada uno”[Notas 20].

Evangélico

Con todo, el radicalismo del P. Faustino, no es un radicalismo inflexible, duro, severo, farisaico, en que el hombre se habría de someter al sábado. Sino un radicalismo evangélico comprensivo, humano, en que el sábado está hecho para el hombre. Un radicalismo del espíritu, no de la letra. Lo que ha de ser radical es la opción interior, opción de olvido de sí mismo para amar a Dios y al prójimo, de ella y sólo de ella nacerá el recto cumplimiento de la letra.

“Yo no quiero imponer cargas que tal vez no sea capaz de llevar. Y no quiero me digáis lo que Jesucristo a los fariseos”[Notas 21].

“… Me gusta que se mire por la estricta observancia de las Reglas y lo alabo si se hace con la prudencia y caridad que endulza aún las advertencias y reconvenciones más amargas; pero repruebo con toda mi alma el celo indiscreto y todas aquellas advertencias que en vez de llevar el convencimiento al alma y afianzar por él la observancia, inquieta los espíritus y acibara la vida religiosa…

Si el mismo Apóstol dice de las Escrituras: Que la letra mata y el Espíritu vivifica, ¿cuánto mejor podemos decirlo de las Reglas? Espíritu, hijas mías, espíritu, corazón y recto fin e intención en todo, es lo que me habéis de procurar en todo…”[Notas 22].

“Si no se puede hacer todo y como se prescribe, hágase lo que y como se pueda”[Notas 23].

“Hay cosas que no pueden consignarse en las Reglas. La prudencia de la Superiora determinará cuando podrá concederse alguna moderada expansión; por ejemplo, los primeros días de Pascuas, los días de primera clase, los días de alguna religiosa, los de entrada, toma de hábito y profesión de id. Los primeros que siguen a los exámenes y, si queréis los de vuestro Director…

Bien concedido el permiso que has dado a las Hermanas, que las pobrecitas de mi alma lo necesitan para tomar aliento”[Notas 24].

“Cuando estéis… ni disciplina, ni ayuno de Regla quiero que observéis, y se indica en una regla “las que puedan y cuando puedan”.

A buenos entendedores… y si en alguna produce algún mal efecto ídem.

A Carmen… Dile de mi parte que aunque no se haya confesado conmigo, le impongo de penitencia que coma bien, y juegue mucho y salga de paseo alguna vez por semana y largo, largo, y aún algo de gimnasia en las paralelas, pero sin esforzarse mucho”[Notas 25].

“A ti ya te he mandado hasta por obediencia que te cuides, si no quieres hacerlo, en el pecado llevarás dos penitencias. Por haberte dormido ese día te impongo la de que te duermas unos cuantos días más, para que así descanses y te mejores”[Notas 26].

“En las mismas Reglas se previene que siempre que alguna necesite tomar algo, lo haga con licencia. Quiero tomes lo que necesites y a la hora que te haga falta y no sólo lo quiero, sino que te lo mando y para mientras yo tenga alguna intervención en eso. Lo mismo digo respecto a las demás, cuando haga falta… prefiero una mortificación interior, y sobre todo del amor propio, a esas corporales”[Notas 27].

“Que cene y se acueste temprano hasta que se restablezca. Tenéis mucho ajetreo durante el día y necesitáis descanso. Por eso os prohíbo terminantemente retardéis la hora de acostaros a más de lo que la Regla manda, que son las 10, y por ningún concepto quiero que se falte a esa Regla que obliga como las otras.

Tenéis el mínimo de sueño o descanso que son siete horas y no permito se cercene nada de ellas, a no ser que tengáis siesta en la misma proporción que las cercenáis. Y aun así, sólo en caso de muchísima necesidad se ha de retrasar la hora de acostarse.

El descanso es tan necesario como el alimento para el cuerpo y la oración para el espíritu.

¿Cómo podréis orar siquiera si andáis faltas de sueño?

No les niegues una siestecilla en los días que puedan, siquiera ahora en verano y a todas, todas las que quieran, en los días de fiesta que serán los únicos que podréis.

Me tienes que decir, si se cumple así o no, sin excusas de ninguna clase”[Notas 28].

“No me extraña haya faltas entre criaturas humanas; pero quiero no pasen sin su prudente corrección. No puedo exigiros seáis ya santas, pero sí que diariamente caminéis a la perfección religiosa a que habéis sido llamadas. Lo prometisteis y aún jurasteis libremente, a cumplirlo”[Notas 29].

Comprensión, humanidad, libertad espiritual, recta interpretación, evangelio puro. La clave está en el amor, en la opción interior por Él.

“Anímala mucho y como estará acostumbrada a tomar alimentos más fuertes, mucha carne, como se necesita en su país, no le escasees nada, que en ese caso no es singularidad alguna, ni infracción tampoco de las Reglas, sino su exacto cumplimiento, caridad. Díselo también a las demás que así lo mando, porque así lo creo necesario y conforme a justicia, que no se ha de privar la pobre de lo que necesite. Poco a poco, según se vaya aclimatando se irá haciendo a los alimentos del país; mientras tanto hay que tener con ella esa consideración. Que no quiero se vaya a debilitar y a contraer alguna enfermedad por acomodarse en todo a lo vuestro; paciencia que ya lo hará sin violencia. Ahora tendría que hacerse mucha y podría costarle”[Notas 30]. El subrayado es nuestro

“No quiero exceso en los ayunos ni en nada; sí un grandísimo amor de Dios y de su Stma. Madre. En eso, a la que más pueda”[Notas 31].

Radicalismo, por tanto, pero siempre evangélico, con el corazón. Tanto es así, que hasta tiene el buen humor de poner en verso sus exigencias:

“Si se empeña en ser desobediente, plántala en la corriente, que si por ese camino va, la Corporación nada perderá.

De ignorante ya no peca, de testaruda se pasa; no tardaría si la dejas, en formarse su comparsa. Antes que esto suceda y os comunique su mal, que se ponga en polvorosa para hacer su voluntad.

Este es el fallo que os doy.

No lo revoco por nada, si ella no cambia pronto”[Notas 32].

“Por qué te apuras”. ¿No tienes a Dios contigo? Te ama infinitamente; más que tú a Él. (B.F.M. Ep 501)

2. En, por y para Cristo

Hubiera querido titular este capítulo la “Fórmula Espiritual”. El creador de tantos específicos útiles para la salud corporal, también nos propone claramente una fórmula para la salud corporal, también nos propone claramente una fórmula para la salud espiritual. La plasma en las tres preposiciones. Tres preposiciones que utiliza a menudo en su epistolario y nos muestran la entraña más íntima, quizás mística, de su espiritualidad. Intentemos asomarnos a ella.

“Debéis aprender a trabajar por Cristo, en Cristo y para Cristo”[Notas 33].

“Nada hagas que no sea por Él, para El y en su presencia”[Notas 34].

“Haz todas las cosas sólo por Dios en su presencia y sólo para su gloria”[Notas 35].

“Todas de Dios; nada sin Dios; todo en Dios, de Dios y por Dios y para honra y gloria suya”[Notas 36].

“Que vivan en, por, con y para su Amado a quien pertenecen en todo, del todo y para todo”[Notas 37].

“En todos tus trabajos ten siempre a Dios presente y nada hagas que por Él no sea y para su gloria; así todo te saldrá bien”[Notas 38].

¿Podemos profundizar más en lo que entiende con cada una de esas preposiciones? Intentémoslo.

EN

Representa la relación constante, la intimidad, el espíritu de oración, común a todos los santos. Pero el P. Faustino, a más de la continua presencia de Dios en que quiere se hagan todas las cosas, añade un elemento propio, más íntimo y entrañable: estar “en el Corazón de Jesús”.

Por lo que se refiere a la presencia de Dios, de que hablan ya las cartas anteriores, basten las citas siguientes:

“No le pierdas (a Dios) un momento de vista, tenle presente en todas partes; nada hagas que por Él no sea, y te aseguro que en todo te irá bien y serás santa como Él te lo manda y yo te lo deseo”[Notas 39].

“Oración, oración y oración. Siempre el corazón y el alma en Dios y todo por sólo Él y en su presencia”[Notas 40].

“El corazón”. Aquí entramos en la fibra más auténtica del P. Faustino, hombre realmente lleno de ternura y afecto, por más que exteriormente aparezca adusto y duro. Basta leer las meditaciones de su “Mes del Sagrado Corazón” para descubrir esa faceta de sentida vida interior.

“… de los animosos y esforzados es el reino de los cielos. Sólo los que se hacen violencia lo consiguen. Más todavía nos dice el Señor y es: Que nuestro reino está dentro de nosotros; en nuestro corazón, de donde sale todo lo bueno y lo malo, según a quien sirve”[Notas 41].

“Juntitos y cada vez más unidos quiero sigamos en el Sacratísimo Corazón de Jesús. Ahora mismo acaba de consagrarnos de nuevo y de pedirle, desde la Tribuna, que nos abrase más, más; pero muchísimo más en su santo amor”[Notas 42].

“Tranquilízate, hija mía, y sigue buscando siempre asilo y fuerzas en el Sacratísimo Corazón de tu Amantísimo Esposo donde te ama muchísimo tu Abuelo”[Notas 43].

“Mientras tú quieras, tendrás a Jesús contigo, en tu mismo corazón. Así te lo asegura en el Evangelio. No le faltes, que Él tampoco… Recibid todas un abrazo en el Corazón de Jesús del que todos los días y muchas veces le ofrece el suyo con el vuestro pidiéndole los abrase y para siempre en su santo amor y os bendice con todo su corazón y con toda su alma en Dios, por Dios y para Dios, que nos conserve en su Santa Gracia”[Notas 44].

“San Agustín en tales casos se acogía y fortificaba en la llaga sacratísima del costado de Jesús y desde allí desafiaba a todos sus enemigos. Eso y sólo eso y mucha, muchísima humildad y exactitud en el cumplimiento de todo lo prescrito…”[Notas 45]

“el Corazón de Jesús no engaña a nadie… preciso es que sea un Volcán de Amor de Dios y un modelo de todas las virtudes en el grado más heroico”[Notas 46].

“¿Qué no sabes dónde meterte? En ninguna parte mejor que en la llaga del Costado de Jesús. Desde aquí desafiaba S. Agustín a todos sus enemigos. Día y noche ahí encerrada, serás inexpugnable… ¿Cómo rezas el Padrenuestro?... Si no perdonas, no serás perdonada”[Notas 47].

“¡Que el Divino Jesús le abrace tan estrechamente en su onomástico, que jamás pueda desasirse de sus brazos! ¡Que te inflame de tal modo en su amor, que no se apague por toda la eternidad!”[Notas 48].

“¡Dichosa el alma que presenta a Dios su corazón abierto que lo llene de lo que más le plazca y de mayor gloria; y su voluntad siempre dispuesta y rendida así en lo próspero como en lo adverso! Gózate, pues, hija mía, y da continuas gracias a tu Divino Esposo de que así te trate y haga participante de su cruz que es la llave de sus tesoros”[Notas 49].

POR

Esa mención de la Cruz es la mejor explicitación de lo que entiende el P. Faustino cuando dice “por Dios”. ”Por” es la recta intención, el motivo generoso, la donación. Uno no se ha de buscar a sí mismo, los consuelos de Dios, sino hacerlo todo gratuitamente, esforzadamente por Él.

“Si todo lo hicieseis por Dios, sólo por su amor, y en su presencia, y en nada faltareis en vuestras casas a la obediencia y a ninguno de otros deberes; creedme que estaréis en una oración continua, siempre hablando con Dios y Dios inclinándose siempre a vosotras; siempre mirándose en Dios y Dios mirándose y complaciéndose siempre en vosotras”[Notas 50].

“Por la pretensión del gozo sensible en la oración, pierden los imperfectos la verdadera devoción. La mosca que a la miel se arrima impide su vuelo, y el alma que se quiere estar asida al sabor del espíritu, impide su libertad y contemplación. Muy incipiente sería el que faltándole la suavidad y el deleite espiritual, pensase que por eso le faltaba Dios; y cuando la tuviese, se deleitase pensando que por eso tenía a Dios (San Juan de la Cruz). Yo no desearía otra oración, sino la que hiciese crecer las virtudes. Si la oración es con grandes tentaciones y sequedades y tribulaciones, y esto nos dejase más humildes, esto debemos tener por buena oración. Hacer lo que más agradare a Dios, ésta será la mejor oración”[Notas 51].

“La flor más delicada, más presto se marchita y pierde su color; guárdate por tanto, de caminar por espíritu de sabor… La sabrosa, dulce y durable fruta en la tierra seca y fría se coge; y los años que más largos y más fuertes son los fríos y temporales, más abundantes y sazonados son los frutos. Con los inviernos crudos, se retrasa la vegetación y no hielan después las flores que dan buen fruto a su tiempo”[Notas 52].

“Mal Esposa es la que sólo sirve a su Esposo por el palo… Ya que no haya tal amor de Dios que haga preferir la muerte a desagradarle; que haya siquiera el triste y miserable temor servil del castigo”[Notas 53].

“Seme toda de Dios y nada hagas que no sea por Él y en su presencia”[Notas 54].

“Esa vehemencia, en amar a Dios; en lo demás, calma, calma, si puedes. Nada hagas que no sea por Dios y en su presencia”[Notas 55].

“No seas golosa, que son más sanos los dulces secos que los bizcochos borrachos. Para los amantes de Dios, lo amargo es dulce y lo dulce amargo. Y no hay cosa más a propósito para producir el amor de Dios que le madero de la Santa Cruz.

¡Cuánto mejor estar en cristo en la Cruz que mirándola de lejos! Tanto valemos cuanto Dios nos estima. Y Dios estima a proporción de lo que se le ama; y no es mala señal el que sientas se te ha escondido. Mejor es el humilde que sigue a Dios que el que hace milagros. Los ángeles sólo nos envidian el que podamos padecer por Cristo”[Notas 56].

“De todos los años que yo estuve de Director de Colegiales apenas pude hacer oración mental en la mayor parte de los días y no es eso lo que más me apura. El que siempre está trabajando por Dios, está siempre en oración y tal vez una sola jaculatoria le sirva más que muchas horas de oración”[Notas 57].

“¿Te apuras por lo que dicen? Dirán más. Trabajad sólo por Dios y por el prójimo y os cundirá con más abundancia”[Notas 58].

“Que seáis al efecto muy observantes de vuestras Reglas y trabajéis en las clases sólo por Dios y por el bien temporal y eterno de esas niñas que os confía”[Notas 59].

“Dios ayuda al que por él trabaja con la mira de corresponder en cuanto pueda al infinito amor con que por él trabajó. Si un solo vaso de agua que por Dios se dé, merece el cielo, ¿qué no merecerían tantas acciones diarias hechas sólo por amor? ¡Pues, sólo las que así hiciéramos serán en descargo de nuestra cuenta, las demás en contra”[Notas 60].

PARA

Indica la finalidad, lo que se pretende, aquello por lo que vale la pena dar la vida. Como buen escolapio hará suyo el lema de Calasanz “para gloria de Dios y utilidad del prójimo”.

“Sea el solo tu Amado, diríjanse a Él solo todas tus aspiraciones, no tengas otra voluntad que la suya, nada hagas que no sea para su gloria… anda siempre en su presencia… y nunca pecarás”[Notas 61].

“Virtud, virtud; santidad, santidad y trabajo. A honra y gloria de Dios y de su santísima Madre y bien de las almas…”[Notas 62].

“Contad siempre con los divinos auxilios que no han de faltaros, si pusierais de vuestra parte cuanto podáis y, no dudéis, que si después de esto, desearais hacer cuanto Dios se merece, y todo a honra y gloria suya, vuestra recompensa no guardará proporción alguna con cuanto hiciereis. Dios os pagará como quien es, procurando ser vosotras como debéis ser. Ánimo, pues, y adelante, que como cumpláis lo que prometéis en esta vida miserable, volaréis dichosas a la gloria eterna…”[Notas 63].

“Hija mía, nada te extrañe de cuanto te está pasando para honra y gloria de Dios que tantísimo te quiere y se da prisa a purificarte desnudándote por completo de ti misma, y para un bien grandísimo de tu alma”[Notas 64].

“Quiero decirte que Dios te trajo a la Corporación para que seas una santa. Por eso tienes que ser humildísima, laboriosísima y tan desprendida de ti misma que nada hagas por amor propio sino por el de tu Divino Esposo que en todas partes y a todas horas te ve y pide el corazón”[Notas 65].

“Que diariamente consagra al Eterno Padre su corazón con todos los actos de su vida y voluntad juntamente con los vuestros y los de vuestras alumnas bañados con la preciosísima sangre de su Stmo. Hijo y recamados con sus méritos y los de la S. Virgen y de todos los Santos”[Notas 66].

“En, por y para Dios” fórmula ciertamente eficaz para conseguir la santidad, la perfección del amor. Es un maravilloso “Específico Míguez”.

Para acabar este libro permítaseme citar todavía dos preciosos textos que el nuevo Beato nos deja como resumen y testamento espiritual. Hagámoslos nuestros.

“¡Una criatura esposa de su Creador! ¡La menor pequeñez compartiendo con la mayor grandeza! La imaginación se pierde y la inteligencia se abisma entre esos extremos…

¡Poder infinito del infinito amor de Dios al hombre que creó a su imagen y semejanza y motivo poderoso de un amor sin límites de la criatura para con su Creador!

Y si amor con amor se paga… ya me entiendes, lo que tu amantísimo Esposo te pide. Entrégatele, pues, con tu cuerpo y sentidos, corazón y afectos, alma y potencias, desea amarlo siempre en todo y por todo, como El ama, para que así lo acepte.

Tal es acaso el último consejo que te da…”[Notas 67].

“¿Quién os sacó del mundo? –El Amor.- ¿Quién os llevó a ese recinto? –El Amor. -¿Quién os mantiene ahí? –El Amor. -¿Quién os ha de conservar? – El Amor. -¿Quién os ha de prosperar en todo, todo? -El Amor y sólo el Amor Divino. “Si ése no arde; si no abrasa vuestro pecho; si no os enardece y mueve para todo; si no ha de ser el resorte y motor al mismo tiempo de todas vuestras acciones, pensamientos y palabras… romped esos hábitos y volveos al mundo…”[Notas 68]

Notas

  1. Mt 16,24
  2. Lc 14,33
  3. RF I. pág. 11
  4. RF II. Pág. 12
  5. RF XI. Pág. 16
  6. BF I. pág. 45
  7. BF V. pág. 47
  8. CF pág. 55
  9. CF XII. Pág. 58
  10. CF XIV pág. 59
  11. CF XIX pág. 60
  12. CF VI pág. 62
  13. Ep 43
  14. Ep 48
  15. Ep 50
  16. Ep 99. Véanse también 189, 194, 209, 225, 314, etc.
  17. Ep 139
  18. Ep 209
  19. Ep 657
  20. Ep 748
  21. Ep 26
  22. Ep 124
  23. Ep 117
  24. Ep 27
  25. Ep 39
  26. Ep 75
  27. Ep 83
  28. Ep 196
  29. Ep 327
  30. Ep 153
  31. Ep 387
  32. Ep 104
  33. Ep 256
  34. Ep 60
  35. Ep 61
  36. Ep 387
  37. Ep 475
  38. Ep 495
  39. Ep 58
  40. Ep 76
  41. Ep 495
  42. Ep 11
  43. Ep 14
  44. Ep 20
  45. Ep 32
  46. Ep 112
  47. Ep 559
  48. Ep 693
  49. Ep 728
  50. Ep 30
  51. Ep 40
  52. Ep 42
  53. Ep 99
  54. Ep 136
  55. Ep 137
  56. Ep 146
  57. Ep 153
  58. Ep 145
  59. Ep 263
  60. Ep 748
  61. Ep 349
  62. Ep 372
  63. Ep 19
  64. Ep 45
  65. Ep 759
  66. Ep 764
  67. Ep 739
  68. Ep 124