DiosNoDeja/Epílogo. Sanlúcar de Barrameda. Hoy

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

Capítulo 16: DESDE LA CIMA DE UN MONTE SE DESCUBRE MÁS TERRENO QUE DESDE EL VALLE. Getafe. 1925
Tema anterior

DiosNoDeja/Epílogo. Sanlúcar de Barrameda. Hoy
Índice

 


Epílogo. Sanlúcar de Barrameda. Hoy

–Madre, esta fuente es una maravilla.
–Sí que lo es.
–¿La construyeron ustedes?
–¡Qué va! Ya estaba en la finca cuando la compró el Padre Faustino.
–Pues es preciosa.
–¡Mira, mami! ¡Peces!
–Sí, mi vida. Y estos árboles deben tener, al menos, 100 años ¿no?
–¡Muchos más! Dicen que desde el descubrimiento de América. Son araucarias.
–¡Menudas raíces deben tener!
–Firmes y sólidas. Sin duda. Estos árboles enseñan mucho.
–¡Mira, mami! ¡Un gato!
–Sí, cariño. ¿Y esa escultura?
–Es un monumento que se hizo para celebrar el Primer Centenario de la Congregación. A la derecha tiene al Padre Faustino, ¿lo ve? Arrodillado, dispuesto, orando, confiando. A la izquierda, la Divina Pastora, protectora, serena, sencilla. Y entre los dos, un barco. Cien años son muchos años de historia, ¿sabe? Da para aguas tranquilas y para tormentas. Pero venga. Subamos a la mirilla. Las vistas son preciosas. Desde allí se ve la desembocadura del Guadalquivir. El Padre Faustino se asomaría muchas veces para contemplar Sanlúcar. Él la miró como nadie.
–¡Mira, mami! ¡Un nido de cigüeñas!
–Sí, mi amor. Solo le faltan ranas en la fuente.
–Las hubo. Ahora están por ahí, peinando melenas.
–¿Cómo dice?
–Nada. Cosas mías.
::En Sanlúcar de Barrameda
:::A 16 de julio de 2017
Festividad de Nuestra Señora del Carmen

Notas